Tag Archives: scud race

Scud Race (Arcade) – por Sasel

28 Oct

La máquina que me hizo soñar.

Sistema: Arcade
Género: Conducción.
Desarrolladora: Sega
Publicado por Sega
Fecha de lanzamiento: Arcade (1996)

Era verano de 1997 cuando me adentré junto a mi hermano en el mejor salón recreativo de Marbella. Las máquinas cuales sirenas nos susurraban al oído con su dulce voz que gastasemos nuestro dinero en ellas, y claro, eramos pequeñitos y teníamos poca voluntad. Caeríamos seguro bajo su influjo pero la cuestión era en cuál sucumbiríamos. Bajo un baño de colores llamativos mi hermano se decidió asiendo una pistola por el The House of the Dead, pero yo no quería gastar asi como asi mis doscientas pesetas asi que escudriñé una a una todas las máquinas. Todas me encantaban por eso era tan difícil decantarme.
Lo fue hasta que la vi a ella. Era diferente. Era…única, enseguida me di cuenta. Me senté en su asiento sin apartar mi mirada de su pantalla. No pestañeaba, no quería perderme ninguna de aquellas imágenes. Agarré el volante con fuerza y eché mis monedas en ella. ¿El resto? Los tres minutos más intensos de aquel año.
Por la noche soñé con ella. Conducía yo mismo uno de esos maravillosos coches y competía en un mundo mágico. Jamás olvidaré aquel sueño. Gracias Sega. Gracias Scud Race.

¡Alucino colegaaaaaa!

La conducción en este juego suponía una experiencia arcade parecida a la que ofrecía Daytona USA en cuanto a jugabilidad. Constantemente derrapábamos para salvar a velocidad de vértigo las curvas. El secreto estaba en tener muchos reflejos y en saber cuando levantar el pie del acelerador. La sensación de control sobre el coche era absoluta y la suavidad con la que se movía me hizo pensar que estaba ante el mejor juego de conducción que había jugado en mi vida. Porque los gráficos eran los que te encandilaban a echar el dinero pero lo que hacía que repitieses una y otra vez era su jugabilidad. Podías elegir entre cambio de marchas automático o manual (4 marchas) y las carreras las formaban una parrilla de 40 corredores. Perdías cuando se te acababa el tiempo al ser demasiado lento como para pasar por el siguiente Checkpoint.

Vaya traserito tienes.

Podías elegir entre cuatro coches: Porsche 911 GT2, el más lento y el más sencillo de conducir. Para jugadores novatos. Era amarillo con una franja roja.
El Ferrari F40 GTE era el coche más balanceado de todos y mi favorito por su magnífico aspecto. Era azul y amarillo.
El Dodge Viper GTS-R era el especialista en curvas cerradas, también era el segundo más lento. Era plateado con franjas azules.
El McLaren F1 GTR era el más rápido y el más complicado de controlar. Era azul y naranja.

Los circuitos eran: Dolphin Tunnel, el primero, el más fácil y al que cualquier jugador se le quedaba grabado en mente. Había varios efectos de inclinaciones chulísimos pero lo que más molaba era pasar por debajo de un acuarium. La canción que acompañaba a este circuito era absolutamente buena. Vibrante a más no poder.
Twilight Airport, el segundo, no era tampoco muy difícil de pasar y transcurría de noche. Corríamos en un aeropuerto, las inclinaciones eran más suaves y aunque estaba chulo era el circuito que menos lucía.
Mystic Ruins, el tercero, ya era más complicado que los anteriores y requería de mayor habilidad al volante. Podíamos ver una pirámide azteca y diversas cataratas. El aspecto en general es de paisaje montañoso. Aquí solo hay 30 corredores.
Classic Castle es el más difícil con mucha diferencia. Corremos dentro y en los alrededores de un castillo. Comenzaremos en un pueblecito lleno de detalles como un acueducto romano o un coliseo. Dentro del castillo alucinaremos. Solo había 20 corredores.

Bajo el maaaaar , la la laaaaa.

Hablar del apartado visual de Scud Race es hablar de magia, de imaginación y de talento, muchísimo talento. El modelado de los coches era perfecto, el diseño de los circuitos era genial empleándose a conciencia para maravillar al jugador con algo nuevo. Las animaciones eran suavísimas y los juegos de luces…en aquella época esto era lo que te dejaba anodadado por encima de todo. Te quedabas con la boca abierta, sin más.

Carreras en una catedral…maravilloso.

El sonido estaba muy bien en donde destacaba aquellas canciones tan arcade y con tanto ritmo. La mezcla de techno y rock es muy buena pero sobretodo destaca la canción del circuito de Dolphin Tunnel. Una de mis favoritas de los videojuegos en donde se respira buen rollo por los cuatro costados. Si estas de bajón ponte esta copla.

Más que jugar con esta máquina Scud Race jugaba contigo. Jugaba a sorprender con sus numerosas inclinaciones dando una extraña sensación de vértigo al ir a una velocidad demencial. Y es que la sensación de velocidad en este juego es absoluta, en todo momento sabes que vas volando por el asfalto. Es extraño el protagonismo que tiene cada túnel porque cuando los veías de lejos sabías que te iba a esperar otro espectáculo más gráfico. Era un juego difícil ciertamente, ya que había muchos coches rivales que te estorbaban y si te chocabas contra ellos desacelerabas lo suficiente como para que el tiempo siempre te estuviese agobiando. Por increíble que parezca este juego jamás fue portado a ninguna consola. Primero se pensó en la Saturn pero aquella se quedaba corta en cuanto a Hardware. Después en la Dreamcast, pero por razones desconocidas se canceló el proyecto.

La mítica luz al final del túnel.

Scud Race era un compendio de emociones fuertes. El vértigo se mezclaba con la euforia. La adrenalina fluía por las venas a borbotones y el corazón bailaba al ritmo de la música. Potencia pura, imaginación y magia.

Nota: 9´75

Vídeo —> http://www.youtube.com/watch?v=E9t9FZOeSi0

Canciones:

Sega Super GT – Groovin Daylight (Dolphin Tunnel)
http://www.youtube.com/watch?v=GnbB-pBhwRs

Sega Super GT – Flight in the Dark (Twilight Airport)
http://www.youtube.com/watch?v=DlyF34U2gp4

Sega Super GT – Ancient Voice (Mystery Ruins)
http://www.youtube.com/watch?v=6yWf0xbh2zA

Sega Super GT – Breeze of the Middle Ages (Classic Castle)
http://www.youtube.com/watch?v=1UtwI2yzFCg